El video promocional que os presentamos hoy ha sido producido por una persona de gran experiencia en el sector, los fragmentos que aparecen en el forman parte de todos los Concellos de la Mancomunidad, a continuación se detallan brevemente:

 ABADÍN

*BUITRE –

En los últimos años la presencia del buitre leonado en el territorio de la Mancomunidad de la Terra Chá ha venido incrementándose siendo posible su avistamiento en cualquier punto del territorio. En las sierras que delimitan la Terra Cha por el norte, su presencia es muy habitual pues encuentran alimento gracias a la fauna salvaje y a la ganadería mostrenca.

*CABALLOS –

El caballo de monte gallego es la única raza equina autóctona de Galicia. Al borde de la extinción mediado el siglo pasado, en la actualidad esta resistente raza de baja alzada se cría en libertad en las sierras de la mancomunidad.

*EÓLICOS –

Los constantes vientos que acarician las montañas que separan la Terra Chá de la costa cantábrica son aprovechados para la producción de energía eléctrica. Los aerogeneradores forman parte del paisaje, creando nuevos ambientes de los que también es posible disfrutar.

*TURBERAS –

La sierra de O Cadramón despliega un excepcional paisaje. El monte bajo predomina en estas altitudes que se aproximan a los mil metros. La gran humedad aportada por las precipitaciones y las persistentes nieblas permitieron la formación de las turberas de cobertor, un ecosistema  húmedo muy escaso en el marco europeo.

CASTRO DE REI

*CAQUE –

La laguna de Caque es una de las muchas masas de agua que se pueden encontrar en el territorio de la Terra Chá. Aunque no está alimentada por ningún curso fluvial contiene agua durante todo el año gracias a las precipitaciones y las aguas subterráneas. Se trata de un paraje de gran importancia para la fauna.

 

*MANTIS –

Durante la primavera y el verano los insectos son abundantes en los espacios naturales de la Terra Chá. Apostada en la vegetación arbustiva, la mantis religiosa hace gala de su fama de depredadora implacable.

*SISÓN –

Con la llegada de la primavera los campos de cultivo de la Terra Chá reciben la visita de un ave muy especial: el sisón. Aunque en otras zonas de la Península Ibérica es sedentaria, la poblaciones de la Terra Chá están presentes sólo en la época de cría.

*VILADONGA –

El castro de Viladonga se ubica en una elevación desde la que es posible otear la Terra Chá. Se trata de un asentamiento de época tardorromana muy conocido por contar con un museo arqueológico de gran interés.

COSPEITO

*CALDALOBA –

El castillo de Caldaloba es una fortaleza medieval de la que sólo permanece en pie, aunque en estado ruinoso, la torre del homenaje de 25 metros de altura. Perteneciente al mariscal Pardo de Cela la fortaleza fue destruida durante las revueltas irmandiñas.

*LAGOA –

El río Guisande tributa sus aguas a la laguna de Cospeito convirtiéndola en la mayor de cuantas lagunas hay en la Terra Chá. Dispone de miradores para observar la fauna que la frecuenta, muy especialmente la abundantes aves.

*RANITA DE SAN ANTÓN –

La abundante vegetación que circunda los humedales chairegos es el entorno perfecto para la proliferación de la única rana arborícola del noroeste peninsular. La ranita de San Antón. Su intensa coloración verdosa le sirve para camuflarse entre la vegetación a la que se encarama valiéndose de sus extremidades provistas de ventosas.

*SALAMANDRA –

Entre la hojarasca se camufla este anfibio de contrastados colores. La salamandra precisa de entornos húmedos aunque su vida discurre más ligada a la tierra que al agua. Las proximidades de ríos y lagunas son buenos lugares para encontrarla aunque sus hábitos son nocturnos.

OUTEIRO DE REI

*OLERÍA –

En el lugar de Bonxe sobrevive la actividad artesana de los oleiros dando continuidad a una actividad cuyos orígenes se remontan a la época romana.

*PENAS DE RODAS –

Si la leyenda fura cierta y estas piedras estuvieran llenas de oro, aquel que las rompiera sería sin duda, enormemente rico. Leyendas aparte, el valor real de las Penas de Rodas es su ubicación y su entorno. Un área recreativa con un adorno natural muy singular.

*PIAGO –

Dicen que el río Miño nació viejo, discurriendo sus aguas mansamente desde su nacimiento a través de la llanura de la Terra Chá. En el Piago, el río rejuvenece rompiendo sus aguas contra las rocas.

*SANTA ISABEL

El río Miño discurre mansamente abrazado por la masa forestal que proporciona cobijo a gran cantidad de especies de la fauna chairega. El entorno de la capilla de Santa Isabel es perfecto para compartir el tiempo con la naturaleza en su área recreativa.

A PASTORIZA

*CULTIVOS –

Una de las principales actividades económicas de la Terra Chá es la producción lechera. Esta particularidad determina el paisaje de algunas zonas del territorio. Aquellas dedicadas al cultivo de pastos y forrajes para el ganado. Un paisaje humanizado de gran belleza a vista de pájaro.

*ESPINOSO –

Charcas, lagunas y cursos fluviales de escasa corriente. Son el hábitat del espinoso, un pez de pequeño tamaño que encuentra en la Terra Chá uno de los enclaves en los que se halla mejor representado de toda la Península Ibérica. El macho del espinoso construye un nido con materia vegetal en el que la hembra realiza la puesta y él cuida de la prole más allá de la eclosión de los huevos.

*FONMIÑÁ –

Parece que el río Miño quiso nacer dos veces. El Pedregal de Irimia es, según los geólogos, la auténtica fuente del río. Pero, haciendo caso a la tradición popular, el río Miño nace n Fonmiña, lugar preferido por las pollas de agua para criar.

*LOBO –

El gran éxito de la Terra Chá es la comunión entre los espacios naturales y los humanizados. Tal vez la mejor muestra de esta idea sea la supervivencia en el territorio del lobo ibérico. Este cánido salvaje campea el territorio desde la llanura hasta las montañas que roban a la chaira su apariencia infinita